¿Qué son las Fintech?

el

No encontrarás el término Fintech en la RAE, aún… Sin embargo es un término que tiene un uso al alza y es que las empresas calificadas como Fintech han venido para quedarse y representan una nueva industria financiera que aplica la tecnología para mejorar las actividades económicas.​

Fintech hace referencia a las nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocios en la industria de los servicios financieros, compuestos de uno o más servicios financieros complementarios y puestos a disposición del público vía Internet y aunque en la actualidad es muy pequeño y no preocupa ahora a la banca, está previsto que este sector crezca de forma exponencial y que para el siguiente lustro las cifras sean de miles de millones, ante todo todo en UK y EEUU.

Los segmentos actuales donde desarrollan su actividad son:

  • Herramientas de operación y medios de pago
  • Conocimiento del cliente y Big Data
  • Seguridad e identificación de personas
  • Dinero electrónico o criptodivisas.

Estas empresas están creciendo tan deprisa porque tras la gran crisis producida tras la caída del gran banco de inversiones Lehman Brothers se produjo un enorme descontento con el funcionamiento de la banca tradicional y aparecieron como setas empresas con nuevas alternativas de inversión y financiación que cubrieron parte de ese hueco dejado por el descrédito de la banca tradicional que dejo de financiar a particulares y empresas para lamerse y curarse sus heridas.

Las innovadoras plataformas de trading electrónicas, facilitan las inversiones online y en tiempo real. Las redes de Trading Social, permiten a los inversores observar el comportamiento que tienen sus compañeros y los traders expertos a la hora de invertir. De esta manera, pueden seguir sus estrategias de inversión en el cambio de divisas y en los mercados de valores. Las plataformas, que requieren de poco o ningún conocimiento acerca de los mercados financieros, han sido calificadas por el Foro Económico Mundial como disruptivas y «alternativas sofisticadas de bajo costo de los asesores de patrimonio tradicionales».​

Los Robo-advisors, o también conocidos como gestores automatizados, son una clase de asesores financieros automatizados que proveen consejos financieros o una gestión de inversión online, con una mínima o moderada intervención humana.​ Proveen consejos financieros digitales basados en leyes matemáticas o algoritmos. De este modo, pueden proporcionar una alternativa de bajo costo respecto a los consejos humanos.

Al parecer, la inversión global en tecnología financiera se incrementó más de un 2.200% de 930 millones de dólares en 2008 a más de 22.000 millones en 2015.8​ La naciente industria de la tecnología financiera en Londres ha visto un rápido crecimiento en los últimos años, de acuerdo con la Oficina del Alcalde de Londres. El 50% de la fuerza de trabajo de Londres está empleada en servicios financieros y de tecnología.9​ Y el crecimiento no ha terminado. En los primeros 6 meses de 2018, la inversión global en Fintech (entre Capital Riesgo, Capital Privado y M&A) fue excepcional, en parte por dos grandes acuerdos: la compra de WorldPay por valor de 12,9 mil millones de dólares por parte de Vantinv, y los 14 mil millones de dólares recaudados por Ant Financial para la ronda de financiación de Capital Riesgo. A mediados de 2018, la financiación ya ha excedido el importe total de la financiación obtenida para el Fintech en 2017, (alcanzando los 57,9 mil millones de dólares en 875 transacciones) y va por buen camino para superar el máximo de 2015.

En la zona Asia-Pacífico, el crecimiento será visto en un nuevo hub de tecnología financiera que será abierto en Sydney en abril de 2015.13​ De acuerdo con KPMG, el sector de los servicios financieros de Sydney en 2017 crea el 9% del PIB nacional y más grande que el sector de los servicios de Honk Kong o Singapur. Un laboratorio de tecnología financiera fue lanzado en Honk Kong en 2015.14​ En 2015, la Autoridad Monetaria de Singapur lanzó una iniciativa denominada Fintech and Information Group para atraer a empresas de todo el mundo, y se comprometió a invertir 225 millones de dólares en el sector Fintech en los próximos cinco años.